Consultoría de éxito en Empresa del sector alimentación

Consultoría de éxito en Empresa del sector alimentación

En éste caso de éxito de Resultae, consultoría de éxito en Empresa del sector alimentación, te contamos cómo conseguimos mejorar el nivel de servicio para aumentar las ventas un 19% más y aumentar un 26% la productividad, lo que supone 960.000€ de mejora al año en una empresa del sector alimentación. ¡No te lo pierdas!

EL PROBLEMA DE NO TOMAR DECISIONES

Este caso es un ejemplo del tiempo que tardan algunas empresas en detectar el origen de los problemas y dar una solución.

Esta falta de toma de decisiones tiene casi siempre un gran impacto en la cuenta de resultados. Se espera por parte de los directivos anticipación, velocidad y creatividad para resolver problemas internos que pueden dañar seriamente la cuenta de resultados de la empresa.

El proyecto  consultoría: una empresa, segunda generación de un negocio familiar dedicado a elaborados cárnicos. Tiene 120 trabajadores y factura 40 millones de euros. La empresa tenía dificultades porque no existía comunicación entre el departamento de comercial y producción. Lo que supone una pérdida de oportunidades y un deterioro de la productividad importante.

El crecimiento de la empresa ha hecho que tengan oficinas separadas en dos centros, con la consiguiente falta de comunicación física.

El objetivo era mejorar la comunicación, el nivel de servicio, la productividad y los plazos de entrega, ya que la planificación no existía y los inventarios estaban descontrolados.

Estaban perdiendo participación en el mercado por varias razones principales:

  • muy bajo nivel de servicio,
  • falta de disponibilidad de producto por no haber planificación
  • entrada de competidores más grandes y mejor organizados
  • bajada sensible en los precios en el sector.

LA TORMENTA PERFECTA

Un primer esfuerzo de mejora fue incrementar la disponibilidad de productos implementando un ciclo de Mejora de Ventas y las Operaciones MVO S&OP; básico para alinear la fuerza comercial y toda la cadena de producción y suministro.

El nivel de incumplimiento en el servicio era alrededor del 16%

<<16 de cada 100 productos no tenían se servían cuando iban los camiones a cargar. Esto supone además un impacto negativo en ventas y la pérdida de confianza en los clientes>>.

Al analizar a detalle los procesos, organización y la información, nos encontramos con la ausencia de :

  • Procedimientos claros.
  • Implicación necesaria entre ventas, marketing, y operaciones para definir el plan director y las previsiones.
  • Procesos de gestión establecidos, solo algunos indicadores y sin seguimiento.
  • Herramienta BI de business intelligence, sin validación , ni seguimiento en un ciclo de mejora continua.
  • Las decisiones se tomaban de forma unilateral por Producción sin incluir a Comercial en las decisiones, y a la inversa tampoco.
  • Ambiente de colaboración entre departamentos, y se trataba más de encontrar culpables que soluciones a los problemas.

La Solución: Consultoría de éxito en Empresa del sector alimentación

Desde Resultae planteamos que tenían que mejorar el nivel de servicio mejorando la disponibilidad y reduciendo los costes. Para esto, era esencial implantar un sistema de comunicación con indicadores profesionalizando la gestión. La única solución para no perder cuota de mercado y mejorar los resultados.

Una solución integral: planificación, procesos, organización y sistemas de información con un enfoque 360 completo y urgente para esperar los resultados esperados.

 

  • Diseñar e implementar el ciclo completo de Mejora de Ventas y Operaciones MVO donde los departamentos clave estuviesen incorporados tomando decisiones consensuadas por la Dirección General con nuevas funciones y responsabilidades claramente definidas.
  • Diseño e implantación de una nueva estrategia de suministro trabajando con un sistema pull system, reduciendo el inventario e implantando un kanban, para mejorar el circulante y la tesorería.
  • Utilizar y desarrollar el BI para una gestión básica del sistema de información con reuniones de resolución de problemas calendarizadas, con objetivos claros y consensuados de disponibilidad plazos de entrega y nivel de servicio como parámetros del sistema de mejora.
  • Definir claramente las funciones y responsabilidades de la organización, para conseguir en muy poco tiempo una dinámica de toma de decisiones acordadas y alineadas, buscando soluciones, no culpables en la empresa.
  • Implantación de un sistema de comunicación orientado el cumplimiento de objetivos con indicadores por departamento.

 

LOS RESULTADOS RESULTAE

El proyecto duró 30 semanas, y estos son los resultados del proyecto. Con los siguientes indicadores cuantitativos de mejora:

  •  19% de la facturación
  • 26% productividad
  • 960.000€ de mejora al año

 

Resultados cualitativos:

  • Organización enfocada a la consecución de objetivos
  • Cambio de una organización fragmentada y con una dinámica poco colaborativa a otra totalmente alineada con la empresa

Factores clave del éxito en la implantación SKF

  • Enfocarse en lo importante y urgente. No lanzar iniciativas que harán perder foco al equipo.
  • Diseñar la solución conjuntamente con el equipo involucrado. Es importante escuchar a las personas
  • Retroalimentar de forma constante las funciones de cada miembro del equipo; especialmente en los puestos clave. No es suficiente que se tengan claros, hay que guiar y enseñar que se espera de cada uno en cada etapa del proceso.
  • Guiar a las personas, pero no hacer su trabajo. Para que cada uno asuma sus funciones y responsabilidades de forma rápida.

 

Consultoría Estratégica y Operaciones.

Colaboramos contigo para reducir entre un 20% y un 50% los gastos de fabricación implantando metodologías de mejora continua. Comenzamos identificando aquellas actividades,  que realmente añaden valor y eliminar o reducir las que no lo tienen. Contacta con nosotros

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Posts Relacionados

reestructuración de empresas

REESTRUCTURACIÓN DE EMPRESAS

El contexto es ahora más inestable y hay que hablar de flexibilidad, adaptación, rentabilidad y competitividad. Ha llegado el momento de comenzar a prepararnos ya