Descubre con Resultae cómo ser el mejor jefe | Resultae

Cómo ser el mejor jefe

Descubre con Resultae como ser el mejor jefe o jefa

Ahora mismo, cuando escribo este artículo, la gestión de personas en tu empresa tiene una parte muy alta de incertidumbre que exige una gran interconexión de tu organización con lo que está pasando en todo el mundo. De eso se encarga un buen jefe, por eso en el post te detallamos cómo ser el mejor jefe que tu renegocio puede tener.

En este entorno mandar no es suficiente y poco a poco los jefes a la antigua usanza son sustituidos por verdaderos líderes capaces de llevar el timón. Son personas que fomentan la comunicación y la colaboración y el trabajo en equipo, la mejora de la productividad, la creatividad, la innovación, y la eficiencia y que son conscientes de que hay que ocuparse del desarrollo de toda la plantilla, no sólo de los más brillantes; hay que destapar el talento en todos y cada uno de los trabajadores para sacar el máximo partido de todo.

 

Cómo ser el mejor jefe

Si ocupas puestos de dirección, si eres jefe y quieres llegar a ser un buen líder, algunas de las características más valoradas por tus colaboradores son:

  • pensamiento estratégico
  • capacidad de ejecución
  • tus valores personales
  • liderazgo inspirador
  • experiencia y competencia técnica
  • la toma de decisiones
  • confianza
  • impulsar a la mujer
  • habilidades de comunicación.

Sólo las empresas que invierten en productividad, liderazgo y en mejora continua en tiempos de crisis como los que vivimos ahora, son capaces de enlazar liderazgo con éxito económico y financiero.

También vemos que otro de los desafíos al que tienen que hacer frente los líderes tiene que ver con la propia estructura organizativa de la empresa. Las empresas son cada vez más horizontales y trabajan a través de una organización matricial. Todos los departamentos están interrelacionados, tienen responsabilidad sobre los resultados, pero sólo controlan algunos medios para obtenerlos. Por esta razón tienen que saber cómo combinar recursos dirigidos a un objetivo común y esta gestión del cambio cuesta mucho, demasiado.

A este reto se suma la necesidad de combinar la innovación con la mejora de la productividad y la reducción de costes, evidencias imprescindibles para avanzar a las que no podemos permanecer ajenos.

El trabajo no consiste en motivar a tu gente, si no en proporcionar metas y objetivos que todo tu equipo ha de aceptar.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies