ejemplo de plan de reestructuracion

Consultoría empresarial: Plan de reestructuración

La empresa se creó hace 46 años, como tantas otras, por un técnico con sus pocos ahorros. Se trataba de un taller metal mecánico para dar servicio a las empresas de la zona. Un poco de capital para comprar unas máquinas sencillas, un pequeño local en lo que entonces eran las afueras del pueblo y la habilidad para conseguir materia prima a buen precio fueron las aportaciones iniciales.

La empresa floreció y se consolidó como líder en calidad por sus trabajos bien hechos, y el propietario tuvo éxito consolidando una marca referente en su zona de influencia. Invirtió en maquinaria moderna de última generación, amplió servicios y el taller se convirtió en un conjunto de empresas dedicadas a ofrecer servicios integrales en todo lo referente a la ingeniería mecánica.

Con el tiempo, el propietario fue desatendiendo le empresa dejando el negocio en manos de su persona de confianza, hasta que los vaivenes de la crisis pusieron de manifiesto la falta de gestión y el exceso de mano de obra. No se tomaron medidas correctoras y la competencia florecía con mejores precios y plazos de entrega.

El propietario se engañaba poniendo el acento sobre el prestigio de la marca quitando importancia a la falta de rentabilidad. La empresa, que tan buenos resultados había dado siempre, volvería cualquier día a resucitar con energía y demostrar su potencia. Alguna coyuntura rara la tenía dormida temporalmente, sólo era eso.

Hablarle de su exceso claro de personal, de la obsolescencia de la gestión, de la falta de planificación y control, de su deficiente layout, de su cash-flow insuficiente para cualquier remodelación profunda del negocio, de que la competencia no iba a desaparecer y que las ventas no se multiplicarían por sorpresa, era como hablar con la pared. No era capaz de enfrentarse a un proceso de ajuste, y prefería no hablar del tema y engañarse. La gestoría «de toda la vida» le sugirió que lo que necesitaban era un gerente experto y duro que hiciese el trabajo de darle la vuelta a la empresa, que además ayudara a los dos hijos que estaban sin hacer nada por allí y que fuera capaz de poner orden y tomar las decisiones que nadie se atrevía a tomar.

El propietario vio ahí la solución, y un par de meses después ya estaba allí el mirlo blanco. Después de hacer su análisis, la situación era gravísima y era preciso urgentemente hacer una ampliación de capital o aquello explotaba. El propietario estaba casi un año después adelante en la cuesta abajo, teniendo que enterrar más dinero en un pozo sin fondo y con la incertidumbre de qué pasaría después.

Las crisis empresariales hacen necesario un plan de reestructuración que generalmente se pueden dividir en 3 partes: estrategia, éxito en la implantación y liquidez. 

¿Cuáles son las características generales de una reestructuración eficaz?

 

  • Enfócate en lo que importa

Pon el foco en la información relevante para que la toma de decisiones  sea el núcleo del plan de reestructuración. Esto significa:

    • Transparencia con las personas compañeras de viaje.
    • Enfoque estratégico del plan con el máximo detalle: lo que importa no es trabajar con datos del pasado, sino responder a la pregunta de cómo controlar la crisis y hacer viable la empresa.
    • Enfoque en la acción: toda reestructuración requiere un programa central de medidas que establezca acciones detalladas y requisitos específicos que deben cumplirse en orden de importancia.
    • Esto debe resumirse en un plan de negocios sólido

 

  • Sé práctico

Los planes deben diseñarse siempre con objetivos y acciones, con medidas que puedan alcanzarse e implementarse en el plazo correspondiente. Cada medida debe basarse en un objetivo realista.

Para esto, contar con Resultae con su experiencia como consultoría de reestructuración es una ventaja clave.

 

  • Interactúa con todas las partes interesadas: consultoría estratégica operativa y plan de reestructuración

Lo mejor es nombrar una consultora como Directora de Reestructuración (CRO). La consultora trabaja dirigiendo la reestructuración empresarial y reúne todas las tareas involucradas en la gestión total de crisis, desde la implementación de medidas estratégicas y operativas hasta la negociación de refinanciación. La consultora es directamente responsable de implementar las medidas de crisis actuando como líder en la gestión del cambio.

Compartir:
contáctanos para más información

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat