Estas son las claves para mejorar la productividad

Empresa familiar: claves para mejorar la productividad, rentabilidad y resultados

1,1 millones de empresas en España son empresas familiares. Representan más del 90% del total de las empresas de nuestro país, crean el 70% de los puestos de trabajo privado y el 58% del PIB, empleando a unos 8 millones de trabajadores. Por eso es tan importante detallar las claves para mejorar la productividad de las empresas familiares.

¿Por qué sólo el 40% de las empresas familiares pasa a la segunda generación y el 15% llega a la tercera generación?

Las empresas familiares mueren por problemas de gestión en la organización, ya que la mayoría no pueden separar su papel de directivo o empleado de su papel como familiar. Los problemas se llevan a casa y como es imposible que cada uno tenga la misma visión de los problemas y sus soluciones, surgen discusiones, las relaciones se enturbian y afectan a la gestión de la empresa.

Las cifras lo dicen todo: el 60% de las causas del fracaso son porque las relaciones familiares no son buenas y fracasan al cambiar de manos entre familiares, ya que no tienen un plan de sucesión; El 20% por razones financieras; el 10% porque el sucesor no dirige la organización con éxito y el 10% por la falta de capital para el crecimiento sin perder el control de la empresa, sin hablar de cómo mejorar la productividad.

¿Cuáles con los problemas de la empresa familiar?

La sucesión

El fundador de la empresa tiene tendencia a no soltarlo. El motivo suele ser que no se fía de que otros sean capaces de llevarlo bien. El inconveniente más importante de no saber retirarse a tiempo es que se pierde un tiempo precioso donde se paralizan decisiones que pueden salvar y hacer que la empresa vaya adelante.

Los conflictos con la familia

Muchas veces no se guarda la distancia y el respeto que debe existir en una relación profesional dentro de la empresa y los sentimientos pueden provocar discusiones sobre todo cuando no están claras las funciones y responsabilidades, se incumplen los horarios, las retribuciones no están alineadas con el tipo de trabajo, etc. Además, todo esto es una fuente de problemas para mejorar la productividad.

La organización y organigrama

Cuando la estructura de la empresa familiar crece y no se actualiza la organización para amoldarse a la evolución de la empresa, aparecen situaciones complicadas donde es necesario diseñar la estructura y las relaciones entre los departamentos de la empresa y las personas que trabajan en ellos.

El profesionalizar la empresa familiar

Muchas veces no tenemos en cuenta la necesidad de contar con profesionales no familiares que complementen a los directivos de la familia. Y es que el cambio de estilo de gestión personalista a colegiado mejora siempre las decisiones en la empresa y su competitividad y es un camino para mejorar la productividad.

¿Cuáles son las soluciones para los problemas de la empresa familiar?

  1. Crear un protocolo familiar para regular las relaciones entre la familia y la empresa donde se dejan claros aspectos tan importantes como la política de retribuciones, de dividendos, las entradas de familiares como trabajadores de la empresa y las características a exigir a los cargos directivos, características del consejo de administración, etc.
  2. Planificar la sucesión. Por una parte, a los sucesores hay que prepararlos con tiempo. Los buenos directivos no se improvisan. Que seas de la misma familia no es garantía de nada: eficacia, inteligencia emocional, eficiencia… Planificar la sucesión hace que la transmisión de poder sea poco traumática, sea más natural para todos, para el fundador, para el sucesor y para el equipo de trabajo.
  3. Crear órganos de gobierno. No hay una fórmula exacta, pero lo recomendado para la empresa familiar es que exista siempre un Consejo de Familia para hablar sobre el papel de la familia en la empresa, un Consejo de Administración donde es recomendable que haya también miembros independientes, y la Junta General o Asamblea de Socios/Accionistas.
  4. Profesionalizar la empresa familiar. Clave para tener y retener el talento apoyando a la empresa para mejorar su competitividad rodeándonos de los mejores tanto si son de la empresa como si no lo son. Es la base para conseguir mejores resultados.

Finalmente, la empresa familiar y la familia empresaria son clave para el desarrollo de la economía española por lo que conocerla es fundamental para mejorarlas con criterios claros para mejorar la productividad, rentabilidad y resultados.

Compartir:

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat