descubre para que sirve lean manufacturing con Resultae

¿Para qué sirve lean manufacturing?

Lean Manufacturing, Lean Management, Lean Enterprise, Lean Production o Lean Thinking, o simplemente Lean, es el sistema de gestión desarrollado por Toyota Motor Corporation que se basa en reducir y eliminar todo lo que suponga un desperdicio en el trabajo, entendiendo por desperdicio aquello que no aporte valor al producto, al proceso y por supuesto al cliente.

Pero realmente… ¿para qué sirve lean manufacturing? Te lo detallamos a continuación.

¿Qué es lean manufacturing y cómo surgió?

En la década de 1980, las empresas japonesas estaban adelantando al resto de empresas del mundo mejorando a pasos agigantados su productividad, rentabilidad y resultados, y varios expertos como Womack y Jones se dedicaron a estudiar sus sistemas de gestión. A partir de sus estudios, acuñaron el término lean manufacturing para describir el sistema de Toyota para eliminar el desperdicio y mejorar los costes, la calidad y el tiempo de entrega de sus productos teniendo en cuenta a las personas.

 ¿Para qué sirve lean manufacturing?

El mejor resumen para nosotros es el de Taiichi Ohno, el padre de Lean Manufacturing en Toyota, cuando dijo, “todo lo que estamos tratando de hacer es reducir el tiempo de entrega”.

Cuando reducimos el tiempo de espera en un proceso, eliminamos el desperdicio y creamos un proceso más ágil y flexible.

Esto significa menos costes, menos mano de obra, mejor uso del espacio en fábrica, reducir el tiempo de entrega (por supuesto) y más flexibilidad y agilidad para responder a las necesidades de los clientes. A medida que el mundo cambia y los clientes desean cada vez productos más personalizados y plazos de entrega cada vez más cortos, la necesidad de reducir el tiempo de entrega en todo lo que hacemos se vuelve cada vez más y más importante. Por eso es tan necesario poner en marcha tu sistema kaizen mejora continua.

A diferencia de otros enfoques de mejora, como Six Sigma, Lean Manufacturing nos proporciona una forma de desarrollar, mantener y mejorar procesos comerciales muy eficientes que entregan a los clientes lo que necesitan cuando lo necesitan con una calidad perfecta, y justo a tiempo.

También proporciona un sistema de gestión eficaz que permite a las empresas obtener lo mejor de todas sus personas en todos los niveles de su organización. Implantar una estructura organizativa lean EOL, proporciona a los directivos un sistema de liderazgo para el día a día, además de las herramientas para alinear las operaciones con la estrategia de la empresa.

 ¿Por qué es importante Lean?

Lean es la base que tu empresa puede utilizar para construir y mejorar sus procesos de negocio, es decir, para aplicar un sistema de mejora continua. Lean se desarrolló a partir del sistema de producción de Toyota, y la producción es el núcleo de Lean Thinking.

Además Lean también permite que se aplique una mentalidad de producción en procesos no relacionados con la fabricación para conseguir mejores resultados, aplicar sistemas de mejora continua y eliminar continuamente el desperdicio.

 Las 5 metodologías de Lean Manufacturing

Los Cinco principios básicos de la metodología de Lean Manufacturing son:

  • Foco en los procesos: Lean se centra en mejorar los procesos. Esto puede aplicarse a cualquier empresa, ya que todas las empresas tienen procesos y operaciones. Por lo tanto, aunque Lean se desarrolló al principio en procesos de fabricación, puede aplicarse perfectamente a procesos de venta, logísticos y de cadena de suministro, recursos humanos o finanzas, y a empresas de servicios.
  • Maximizar el valor y minimizar el desperdicio: en Lean, definimos valor añadido como las acciones que agregan valor para el cliente y nos paga por ello. Todo lo que no tiene valor añadido se define como desperdicio. Lean se centra en eliminar ese desperdicio, y también en aumentar el valor que recibe el cliente para crear una ventaja competitiva.
  • Estandarización del trabajo: un elemento clave en Lean es la idea de mejorar el estándar. Pero para mejorar un estándar, primero hay que tener un estándar. Por lo tanto, en Lean Manufacturing intentamos estandarizar cada tarea en términos de contenido de trabajo, secuencia, tiempo y resultado. Cuando estandarizamos el trabajo, aumentamos las posibilidades de obtener mejores resultados ya que podemos medir la mejora del estándar. Además de estandarizar el trabajo, Lean también estandariza el lugar de trabajo mediante con herramientas como 5S para crear un entorno de trabajo donde hay un lugar para todo y todo está en su sitio, seguro, limpio y a punto para utilizar.
  • Creación de flujo: un principio fundamental de lean es la idea de flujo. Es decir, un proceso en el que los productos o servicios fluyen a través del proceso con una secuencia definida, uno por uno, reduciendo tiempos muertos, al ritmo de la demanda del cliente. Cuando esto se consigue, minimizamos el desperdicio y conseguimos reducir el plazo de entrega al mínimo con agilidad y flexibilidad.
  • Resolución de problemas: en lean un problema es una oportunidad de mejora. Sin embargo, lean dice que hay que utilizar el método científico para resolver problemas y mejorar el proceso. En lugar de saltar a la solución, primero identificamos la causa raíz del problema, desarrollamos una solución, implementamos esa solución, verificamos los resultados para saber que la solución funciona y luego implantamos el nuevo método mediante un nuevo trabajo estándar. A esto lo llamamos métodogía PDCA (Planificar-Hacer-Verificar-Actuar) para resolver problemas. Es el núcleo de la Metodología Lean para implantar tu sistema de producción lean manufacturing.

¿Qué son los principios Lean?

Sobre la base de las 5 metodologías que acabamos de exponer, existen 5 principios distintos para crear una cultura Lean y lograr la Excelencia Operativa en tu empresa. Estos son los principios para implantar tu modelo de gestión lean manufacturing:

  • Eliminar desperdicios: uno de los elementos clave de un sistema lean es eliminar cualquier cosa que no agregue valor al cliente. Eliminar los desperdicios reduce los plazos de entrega, mejora la rentabilidad y los resultados de la empresa y aumenta la satisfacción general del cliente.
  • La calidad no se controla, se fabrica: el control de calidad es una de las mayores fuentes de despilfarro, y cuando una empresa implanta un sistema de control de calidad genera un desperdicio. Es crucial desarrollar sistemas de gestión de calidad que ayuden a reducir los problemas de producción sin la necesidad de recursos en ese control de calidad.
  • Creación de estándares: un sistema de producción Lean fomenta la capacidad de los equipos Lean para documentar la forma de trabajar de forma adecuada. Crear instrucciones de trabajo estándar para producción es una forma de crear y establecer estándares.
  • Mejora continua: la mejora continua es el principio más importante de un sistema lean manufacturing. La mentalidad de mejora continua con el foco puesto en que la mejora es infinita y nunca se acaba de mejorar tu negocio, tus procesos o tus personas, es base en tu sistema lean manufacturing.
  • Respeto por las personas: uno de los pilares básicos de lean y la excelencia operativa que el liderazgo suele descuidar es el respeto a las personas. Lean Leadership ayuda a fomentar una cultura en la que se fomenta y defiende el respeto por las personas y la mejora continua en todos los equipos y departamentos.
Compartir:

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat