cómo lograr en tu empresa el 5s kaizen

El secreto para lograr orden y limpieza 5S Kaizen en tu empresa

Las 5S Kaizen son clave para el éxito de un sistema lean de orden y limpieza

  • Clasificar, Seiri
  • Ordenar, Seiton
  • Limpieza, Seiso
  • Estandarizar, Seiketsu
  • Disciplina, Shitsuke

La limpieza y organización están presentes siempre en cada lugar de trabajo, y aunque son básicas, muy pocas veces se aplican de verdad. ¿Por qué? porque lo que pasa a menudo es que empiezan a acumularse unas cosas aquí, nos olvidamos de otras allá, y las condiciones vuelven a ser otra vez como siempre.

¿Quieres saber el secreto para implantar 5S Kaizen para siempre en tu empresa?

El secreto consiste en que los trabajadores consideren las 5S Kaizen mejora continua como algo que desean hacer en vez de algo que se les impone, y la clave para ello es que sean los trabajadores los protagonistas a la hora de implantar las 5S analizando, examinando lo que dificulta sus tareas y lo que de verdad puede hacer que sea más fácil realizarlo. Este sistema crea una preocupación común sobre las 5S Kaizen.

También es muy importante evitar retroceder para seguir implantando todo el proceso de mejora continua

Vamos a planta, a fábrica: ¿Ves herramientas, accesorios, instrucciones, equipos… que no se han utilizado hace tiempo? ¿Qué hacen ahí? ¿Por qué no se almacenan ordenadamente o se retiran de la zona de trabajo?

Todo esto hace que se trabaje con poca eficiencia y con malas condiciones de trabajo.

¿Y si vamos a la oficina? Mesas con montones de papeles, documentos, carpetas con nombres ilegibles… todo desordenado. Seguro que se pierde mucho tiempo buscando cosas.

Cuando hemos conseguido esto, el área de trabajo parece limpia en una primera ojeada, pero si nos fijamos, todavía hay elementos innecesarios en mesas, estanterías y máquinas. Si todo lo que encontramos no está preparado para que se use hoy o dentro de una semana como mucho, hay que retirarlo y si ya no es útil, desecharlo. A lo mejor, las líneas y las rutas de paso están sucias, o no hay… tenemos que diseñar un nuevo layout y volver a señalizar las rutas de paso. En cuanto al trabajo en curso, si se apila en el suelo, hay que cambiar la forma de trabajar para que se puedan mover más fácilmente las cosas.

Avanzamos. Quitamos toda la suciedad y el polvo y pintamos las paredes. Limpiamos todo el equipo y todas las máquinas sin que quede ni una mota de polvo o aceite. Así, evitaremos averías. Además, vamos a disponer estanterías o pallets para colocar el trabajo en curso en sitios concretos, especialmente diseñados para ello. Determinaremos claramente las áreas de las que son responsables cada grupo de trabajo, incluyendo rutas; también haremos inspecciones regulares. Ahora que tenemos las rutas de paso marcadas, y los suelos y paredes están limpios, vemos que no está del todo claro el trabajo en curso y a veces se gasta mucho tiempo buscando herramientas.

Otro paso más. Vamos a usar etiquetas y códigos de olores para indicar claramente donde va cada cosa, plantillas, piezas, calibres, herramientas, artículos de limpieza, etc. para organizarlo todo de forma fácilmente visible y fáciles de alcanzar. Es mejor quitar las puertas de los armarios y que todo se vea bien, etiquetado y ordenado; así, todos pueden trabajar fácilmente con el mínimo de movimientos y manipulaciones para utilizar piezas, herramientas… y volver a colocarlas en su sitio. Podemos encontrarnos con que todo el mundo sabe dónde va cada cosa, pero a veces hay faltas de herramientas porque no se devuelven después de utilizarlas. También es importante que haya escobas y material de limpieza en cada área de trabajo.

Por último, para alcanzar la excelencia y completar las 5S dentro de un sistema de mejora continua, es importante organizar e instalar un sistema de supermercados para saber los niveles de stock mínimo y poder pedir la reposición automáticamente cuando se alcance cierto nivel. También es importante tratar las causas por las cuales las cosas se ensucian y resolverlas. Si acompañamos todo esto con un sistema de comunicación e indicadores donde se vea y se mantenga el nivel alcanzado, los grupos de operarios de cada área pueden ver la evolución de sus 5S y corregir para mejorar.

Ahora todo funciona con orden y sistema, y el lugar de trabajo permanece limpio con orden y limpieza. Están identificados los lugares de almacenaje y las cantidades y lo más importante: cada trabajador ha aprendido el hábito de mantener el orden y de retirar periódicamente todo lo innecesario.  Gracias a la limpieza y la organización, el trabajo es fácil y seguro, está estandarizado, aumenta la productividad, se reducen los defectos y las reclamaciones, se reducen los plazos de entrega y se gana espacio para trabajar.

Compartir:

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies